Sandalias con calcetines

sandalias con calcetines
No sé si será que me he adaptado más de lo que pensaba a los hábitos ingleses o que simplemente me gusta dar la nota en general pero voy a reconocer que el verano pasado usé sandalias con calcetines en más de una ocasión. ¿Pero como es eso posible?? Bueno, voy a intentar explicarlo:

¿Para qué sirven los calcetines?

Parece obvio, pero cada vez que un español se encuentra con un nordeuropeo combinandolos con sus chancletas olvida la respuesta a ésta pregunta y deduce que el nordeuropeo es simplemente gilipoyas.

Pues bien, los calcetines sirven para abrigar los pies y resultan una prenda básica para evitar enfriarse o pillar resfriados. Los pies son uno de nuestros principales reguladores térmicos, y si notamos frío a través de ellos seguramente baje toda nuestra temperatura corporal o puede que incluso tiritemos.

Es por ello, que en invierno podemos andar sin zapatillas, pero nos costaría mucho más hacerlo sin calcetines, cuando nos vamos a dormir podemos resfriarnos si nos olvidamos de calzarlos ya que las sábanas están frías pero el calcetin se mantiene caliente, etc.

En definitiva, el calcetín es la prenda de abrigo básica a la hora de proteger los pies y evitar catarros.

¡Pero si en verano hace calor! ¿Porque llevar calcetines?

Cierto. La idea de llevar sandalias se combina con la idea de “hace mucho calor” y por tanto la lógica te dice que no tiene sentido llevar chancletas para ir más fresco y luego ponerte unos calcetines para mantenerte abrigado. Pero existe una ligera diferencia entre el verano nordeuropeo y el sureuropeo: en el sureuropeo hace un calor que te derrites, en el nordeuropeo hace un tiempo primaveral.

Por si con eso no fuese suficiente, en el norte de Europa es más habitual recibir frentes fríos procedentes del Polo Norte incluso en pleno Agosto. El tiempo es muy cambiante (al menos en Londres) y aunque por la mañana haya cielo azul nada te garantiza que por la tarde no vaya a llover o a venir viento helado para congelarte los pies.

Por lo tanto, y al igual que en invierno te pones los calcetines para protegerte del frío aquí incluso en verano puede ser necesario llevarlos, aunque depende del día, pero no es algo tan descabellado.

Y si tienes frío, ¿No es mejor llevar bambas o zapatos?

Cierto. Pero todo son niveles de protección. Es como si considerásemos que sólo existen dos opciones: o te abrigas para ir a la nieve o vas desnudo. ¿Y que sucede si hace algo de fresco pero no tanto como para ir a la nieve? Pues te jodes y o bien pasas frío o bien te derrites.

Esa es la idea que los españoles tienen en la cabeza respecto al calzado, y la misma procede del hecho que en España los veranos son muy calurosos, pero es que en el norte europeo es diferente. Digamos que entre llevar los pies semi-desnudos con unas chancletas y llevarlos semi-abrigados con chancletas y calcetines existe una diferencia. Y que entre llevar chancletas con calcetines y llevar bambas con calcetines también. Las bambas siempre abrigan más y te dan más calor.

Por lo tanto, para entender porqué tiene sentido llevar chanclas con calcetines en el norte europeo hay que entender que aquí en verano no hace tanto calor, que el tiempo cambia muy rápido, que cada dos por tres llega viento helado del Polo Norte y que las chancletas son más frescas que las bambas lleves o no calcetines.

4 thoughts on “Sandalias con calcetines”

  1. En realidad me siento muy comodo utilizando calcetas con sandalias, igual los pies andan frescos y no da calor comparado con el uso de zapatos en verano.

  2. Me ha hecho mucha gracia esta entrada.

    Yo soy de Canarias (y sigo viviendo en Canarias aunque con posibles perspectivas de irme, por eso leo, entre otras cosas, tu blog) y llevo también las sandalias con calcetines, a pesar de que aquí hace calor todo el año, y en verano ni te cuento las temperaturas que se alcanzan. Y no es que se me haya pegado esta costumbre de los turistas extranjeros que nos visitan. No, es mucho más sencillo. Con el calor el cuerpo transpira más y suda, y los pies no son una excepción. Llevar unos pies sudados en contacto directo con unas sandalias de cuero me parece una marranada, y no te digo nada como pueden acabar oliendo esas sandalias al cabo de unos usos.

    Por eso me pongo siempre calcetines de algodón y me los cambio las veces que haga falta, así mis pies están secos y frescos, y mis sandalias también. Tengo amigos que se desco—– al verme, pero no me importa (esto también es algo muy español, ese temor a resultar ridículo en el aspecto y es algo que nunca ha ido conmigo).

  3. Tienes toda la razón!! Hoy mismo estaba con chancletas sin calcetines pensando en lo mucho que me sudaban los pies y en que eso no es bueno ya que se genera mucha suciedad y podría hasta coger hongos…

Comments are closed.