La España de mis sueños

El otro día soñé, tal vez porque se acercaba tu día especial mi querida España, que estaba en una parada de autobús y a mi lado te encontrabas tú, ambos juntos y esperando tranquilamente a que llegara el nuestro.

Tu vestías de negro, de ese negro castizo que tanto te caracteriza. Y en mi sueño, aunque tu rostro era difuso pude apreciar una mantilla. Yo vestía con una camiseta de manga corta amarilla, mi color preferido y con el que mejor me caracterizo también.

Al llegar tu autobús nos dimos la mano, como de despedida, una despedida tierna y agradable, pues sabíamos que no estaríamos tan lejos. Al final de la calle tu autobús giró a la derecha y te perdí de vista.

Como en los sueños suele suceder, inmediatamente llegó el mío y subí al mismo, mientras buscaba un asiento el conductor empezó a arrancar y al llegar al final de la calle mi autobús giró a la izquierda.

Allí pude ver dos carteles, uno señalando a la izquierda en que pude leer “Democracia“, el otro indicaba dirección derecha y se leía “Necesitan más tiempo“.

Me senté junto a un asiento vacío, una señora me pregunta si el asiento está libre y le respondo que no es así, que estoy esperando a alguien. En ese asiento había una bandera como indicando tu nombre, era una bandera roja, amarilla y violeta.

Ojalá llegue el día en que esa España despierte, mientras tanto, os seguiremos reservando un asiento en éste camino que desde Cataluña estamos decididos a emprender.

Atentamente,

Un corazón libre, una mente despierta.

3 thoughts on “La España de mis sueños”

  1. “La España de mis sueños” es un artículo metáfora que refleja una realidad. Un derecho( primero de votar); una necesidad de libertad personal y como sociedad de seguir respetando el camino de la mayoría.Es un sueño posible, un camino de evolución, una despedida tendiendo un puente de comprensión fraternal hacia
    España, deseándole lo mejor también en su camino. ¿Es fraternidad y cariño la posesión y sustraer la libertad del otro?. Los corazoncitos cuánto te quiero no te dejo votar catalunya es impedir la lbertad de coger nuestro autobús.

  2. Entiendo tu postura tal y como la planteas. Ahora imaginemos una cosa, vivamos la postura de España. Imaginemos que vives en Gerona, con una población de 97.000 habitantes, superior por ejemplo a Andorra (un país totalmente independiente). Si Gerona pide la independencia de Cataluña, ¿Estarías de acuerdo sin más? ¿Como ciudadano de Gerona te parecería bien? Y si vivieras en Lerida, ¿Les dejarías que se independizaran sin mayor complicación? Creo que no es necesario que pongamos el ejemplo con Barcelona.

  3. Buenas Jaime, disculpa que no te respndiera antes pero suelo estar ocupado.

    Para quienes nos hemos criado en la dualidad catalana ciertas cosas resultan mucho más fáciles de asimilar y de comprender simplemente porque no chocan en nuestras mentes de la misma manera en que le pueden chocar a quien nunca se las ha planteado seriamente.

    Si Girona de repente dijera que se quiere independizar lo primero que sentiríamos es sorpresa, y tras eso intentaríamos averiguar porqué. Tal vez les hayamos ofendido en algo, tal vez hayamos hecho algo mal, tal vez no comparten nuestro proyecto de futuro… pero en todo caso, éstas cosas no se deciden porque un día alguien se aburre mucho, sino que existen siempre motivaciones detrás que hay que evaluar.

    Tras evaluar las motivaciones de Girona, podríamos ver si existe alguna posibilidad de solucionarlo y de ser así, si nos merece la pena hacerlo o si por el contrario deberíamos simplemente dejarles marchar.

    La actitud de España nunca ha sido tal, primero que todo se ha negado sistematicamente que existiera problema alguno y continuado con la actitud ofensiva y política corrosiva, tras eso y cuando el problema ya no podía seguir negándose se niegan a dialogar, a aceptar que hubo cosas mal hechas o a intentar cambiar nada de lo que resulta lesivo dejando como única salida viable la independencia.

    La actitud de España ha hecho más por la independencia que la propia Catalunya, que no se marcha tanto porque desee ser independiente como porque desea que dejen de estrangularla.

Comments are closed.