Breve história de Inglaterra – Parte 1

Podría escribir sobre la historia de Reino Unido, pero resultaría tan compleja y larga que voy a centrarme en su personaje principal, Inglaterra, e intentar a través de ésta explicar un poco cómo ésta isla al norte europeo terminó convirtiendose en lo que es a día de hoy.

La historia de Inglaterra empezaría con la conquista de la isla de Britannia por parte del Imperio Romano, que llegó a conquistar desde el sur hasta el conocido muro de Adriano en el norte, límite con Escocia.

Durante 400 años los romanos asegurarían la paz y prosperidad en la región lo que fomentaria su desarrollo y homogeneización social en lo que terminaría convirtiendose en Inglaterra.

Sobre el Siglo IV, el Imperio Romano, acorralado por multiples invasores y enemigos e incapaz de reestructurar correctamente sus dominios terminó retirando sus tropas de Britannia para llevarlas cerca de Roma, dejando la isla en manos de sus aldeanos nativos, los bretones, en el 410 DC.

Ésto permitió a ciertos clanes germanos adentrarse en la isla por el sureste, conquistando el sureste de Bretaña sin demasiada dificultad pues las tribus nativas no estaban acostumbradas a defenderse ni sabían hacerlo. Encontraron cierta resistencia conforme se movieron al oeste, y es que los bretones, acorralados, tal vez mostraron que sí tenían dientes bajo lo que la leyenda cuenta pudo ser el mandato del famoso Rey Arturo (hay indicios pero no pruebas y probablemente no se llamaba Arturo).

A pesar de que los sajones fueron los que más se extendieron por la isla, fue el clan de los Anglos quien le terminó por dar nombre, y es que los anglos tenían asentamientos tanto al sur de Bretaña como al norte de lo que ahora es Francia. Puesto y que los europeos comerciaban con ellos y mantenían cierta comunicación con la isla a través de los Anglos, terminaron por llamarla “tierra de los Anglos” o “Angla-terra” en latín.

Hay que decir que a pesar de la decadencia del Imperio Romano, la cultura greco-romana seguía siendo la más exquisita y avanzada de la época, es por ello que la mayor parte de documentos y escritos que se conservan y que incluso en aquél entonces se utilizaban eran latinos, lo que explica porqué fue el término europeo y no el británico el que bautizó el nuevo pueblo británico, y es que la capacidad de influencia cultural de Roma seguía siendo muy grande, hasta el punto, de hecho, que en el siglo VII Roma enviara misioneros que consiguieron que los sajones se convirtieran al cristianismo.

Pero el dominio germano de la isla sólo duró unos siglos, pues en el siglo VIII se iniciaron las incursiones vikingas procedentes de Escandinavia (actuales Suecia y Dinamarca) y unas décadas después, esos mismos vikingos terminarían creando colonias por muchos puntos de Europa y Asia, predominantemente en el norte europeo. Entre otras, se apropiaron de una parte del reino de Francia conocida como Normandía (previo pacto con el rey francés) pasando los vikingos que allí se asentaron a ser denominados “normandos” (luego explico porqué es importante ésto).

Los vikingos que invadieron Bretaña procedían de Dinamarca, por tanto daneses, y la parte de Inglaterra que conquistaron fue conocida como “Daneslaw”, por haber establecido en ella la ley danesa/escandinava. Llegaron a poseer alrededor de una tercera parte de la población inglesa, pero al no ser todos escandinavos en la parte ocupada la presencia de genes escandinavos en Inglaterra fue más limitada que en otras regiones como Escocia.

Fueron frenados en su avance por los reyes anglosajones (a estas alturas la sangre ya estaba muy mezclada) Ethelred y Alfred “el Grande“, hermanos además, en la batalla de Edington el 878 DC. que comandó Alfred. No únicamente eso, sino que Alfred reformó el ejército anglosajón, sus centros religiosos convirtiéndolos en lugares cultos y llenos de eruditos procedentes de Roma y convirtió a Inglaterra en una de las regiones más prósperas, ricas y cultas de Europa.

Un siglo después en el año 973 su descendiente Edgar sería coronado primer rey de Inglaterra (de lo que quedaba en manos anglosajonas) pero el hijo de Edgar, otro Ethelred, apodado “the Unready (el no preparado)” probablemente por sus multiples fracasos, fue incapaz de hacer frente a los ataques vikingos, llegando a pagar tributos que tan solo acrecentaban a su enemigo y hacían efecto llamada a todo carroñero. Lo cierto es que Inglaterra en manos de Ethelred tuvo enemigos dentro y fuera, atacada por vikingos irlandeses, vikingos daneses, revueltas populares, tempestades que destrozaban temporadas de cultivos, … todo durante su reinado fue mal, hasta el hecho de que llegase a hacerlo tras el asesinato del otro candidato al trono, todavía adolescente y bajo malos augurios.

Ethelred murió en Londres cuando Inglaterra ya estaba perdida y rendida a las tropas vikingas comandadas por Svein, que murió unos meses antes, dejando la guerra en manos de sus respectivos hijos. Los nobles anglosajones se unieron a los vikingos en un intento de salvar sus cabezas jurando lealtad a Cnut (hijo de Svein) en vez de al legítimo rey anglosajón, Edmund, por lo que nada bueno auguraba al pobre Edmund que se encontraba en Londres con el ejército escandinavo a sus puertas y asediándola…

En un intento que podríamos calificar de desesperado o alocado, Edmund huye al oeste para reunir tropas, y a pesar de los pocos fieles que le quedaban consiguió reunir unas pocas (después de 30 años de reinado lleno de desastres, derrotas militares, humillaciones, despropósitos, mala gobernanza y mala suerte en general cuesta creer que todavía los hubiera fieles a su dinastía) y lanzarse a la reconquista de Inglaterra con un mini-ejército frente al Imperio Escandinavo de cientos de miles de hombres que ahora comandaba Cnut. Sí, yo también lo veo venir.

Cnut y Edmund tenían una edad similar y ambos tuvieron que coger sus coronas siendo aun adolescentes (bueno Cnut solo era príncipe de Dinamarca en este momento, pero comandaba las tropas que invadían Inglaterra), la principal diferencia es que mientras Cnut heredó muchos recursos, terrenos, aliados y un ejército inmenso y motivado, Edmund sólo tenía su sangre real para defenderse y su capacidad para atraer fieles a su causa… bueno, y Londres, a Edmund aun le quedaba Londres.

Cnut reaccionó al movimiento de Edmund y le siguió junto a parte de sus tropas, varios líderes ingleses que ahora le eran leales a él incluyendo a Eadric of Mercia. Se enfrentaron en dos batallas en Penselwood y Sherston en junio del año 1015 en las que Edmund les derrotó, según las cronicas de la época “les dio un buen rapapolvo”, bueno ellos lo decían a su manera.

Tras esas dos victorias Edmund consiguió más apoyos y se lanzó en un ataque al asedio vikingo en Londres en que pilló por sorpresa a las tropas de Cnut pues en vez de atacar por el suroeste como era de prever decidió dar algo de vuelta y atacar por el nordeste pillando las tropas de Cnut totalmente desprevenidas y dándoles otro rapapolvo. Londres había sido salvada.

Cnut intentó huir hacia Mercia pero Edmund le siguió por detrás y consiguió desviarle hacia Kent hasta que Cnut decidió dejar de huir e intentar plantar cara al enemigo pero ya era tarde, la presión psicológica de las tropas de Cnut hizo mella y cuando Edmund cargó éstas entraron en pánico huyendo en desbandada, obligando a Cnut a huir de la isla en sus barcos vikingos con lo que quedaba de sus tropas.

Tras treinta años de gobierno desastroso en que Inglaterra, una de las regiones más prosperas de Europa, se había hundido, por fin el rey anglosajón era capaz de hacer frente a la amenaza vikinga, de reunir ejércitos y de hacerles frente. Tras la victoria Edmund consiguió muchos más apoyos, incluído el de Eadric de Mercia.

Cnut y Edmund volverían a verse las caras en la batalla de Ashingdon en donde las tropas inglesas por fin tenían la posibilidad de derrotar a los vikingos. Al empezar la batalla, Eadric of Mercia huye con sus tropas provocando el desconcierto, caos, desorganización y dudas en las tropas de Edmund y en consecuencia su inevitable derrota. Cual William Wallace unos siglos después, una traición tal vez urdida entre Cnut y Eadric terminaría con la esperanza anglosajona.

Edmund no se rindió y volvió a Wessex a reunir otro ejército, pero finalmente aceptó acordar la paz con Cnut en que cada uno se quedaría la mitad de lo que quedaba de Inglaterra, un mes después de firmar dicho acuerdo Edmund moriría, probablemente envenenado, permitiendo a Cnut hacerse con el resto de Inglaterra sin oposición. Cnut se ganó el sobrenombre de “el Grande” por sus conquistas y por heredar mas tarde el trono escandinavo, juntando los reinos de Dinamarca, Noruega, Normandía e Inglaterra a lo largo de su reinado, pero Edmund se ganó el sobrenombre de “Ironside, por su valor y lucha hasta el último momento.

Con la muerte de Edmund murió también el último rey anglosajón, civilización que dio nombre a Inglaterra, que abrazó el cristianismo y la cultura romanas y la llevó a su primera Edad Dorada a finales del primer milenio.

Siento haberme alargado un poco con la historia de Edmund, pero siendo el último rey anglosajón y no siendo demasiado conocido, considero que era necesario. Continuaré en la Parte 2 con Guillermo el Conquistador, los Plantagenet, los Tudor…

One thought on “Breve história de Inglaterra – Parte 1”

  1. Gran resumen, quedó pendiente la parte 2 pero en general está bastante bien explicado. De esta gran historia han surgido muchas series y películas. Gracias por esta breve historia.

Comments are closed.