Escocia seguirá con nosotros

Finalmente han dicho NO. Los escoceses seguirán dentro del Reino Unido, aunque con un 45% en contra y un Cameron que hizo promesas de reforma se espera un nuevo debate respecto al encaje de Escocia en la Unión. Tal vez Cameron y Miliband metieran la pata al ponerse tan nerviosos y hacer promesas a la desesperada, o tal vez dichas promesas salvaran la Unión, en todo caso, el SNP sigue teniendo la sartén por el mango gracias a dichas promesas y a un descontento 45%.

Lo más importante del referendum de Escocia es que los escoceses han podido decidir su futuro, para bien o para mal la decisión era de ellos, y no del establishment, la corona o los mercados. Por eso deben estar todos contentos hoy, partidarios del sí y del no, porque su futuro lo han decidido ellos.

Si William Wallace levantara la cabeza… probablemente estaría contento. Y es que el objetivo de Wallace era una Escocia libre, pues bien, libremente han decidido seguir perteneciendo al Reino Unido y no hay mayor libertad que poder escoger con quién quieres estar.

El próximo debate separatista en estas tierras tan húmedas será el de UKIP y el prometido referendum sobre la pertenencia a la UE para 2017. Conservatives y UKIP van a poner la UE patas arriba, y dado que en Europa muchas veces se ha considerado a UK un estorbo más que una ayuda, puede que desde Bruselas hasta se lo agradezcan.

Post actualizado por la noche:

Como post-análisis cabe decir que el 99% de los medios de comunicación apoyaron el No. Haciendo que la presión mediática fuera enorme en esa dirección si bien en las calles la presión iba en sentido contrario. Las distintas dudas sobre la viabilidad de Escocia como país independiente, si podrían o no usar la libra o que incluso el Bank of Scotland dijera que se llevaría su sede de Escocia a 3 días del referendo seguramente hayan influído más que las promesas indefinidas y difíciles de creer de Cameron y Miliband, pero una vez hechas no se pueden echar atrás.

También quisiera comentar que, más allá de las ideas románticas de William Wallace y Robert de Bruce con gaiteros y caras pintadas, el verdadero motivo detrás de este movimiento independentista se encuentra en el desacuerdo político que existe entre Escocia y el resto de UK. En Escocia se detesta a los Conservatives y éstos últimos están gobernando UK una vez más, resulta frustrante ver que votas en contra de un partido y a pesar de eso te gobierna. Para colmo, los Labour tampoco gozan de mucho apoyo en una Escocia que observa cómo los centro-izquierda se aderechizan y su única opción política virada a la izquierda se convierte en el SNP, que aprovecha esa diferencia en ideología política para arremeter contra Westminster y sus “imposiciones” políticas fruto de la mayoría de que gozan esos partidos a pesar de no ser votados en Escocia.

Todo ese caldo de cultivo ha llevado a Escocia a celebrar un referendo en el que Westminster no ha tenido más remedio que tomar nota, a los escoceses no les gusta que les gobiernen desde Inglaterra, y menos aun que lo haga un partido al que no han votado ellos. Dicho lo cual, ahora se alzan voces para reformar UK y asemejarlo más a un Estado federado, veremos en que quedan tantas promesas.

4 thoughts on “Escocia seguirá con nosotros”

  1. Willian Wallace seguro que se esta retorciendo en su tumba, su objetivo era efectivamente la libertad en toda su extensión, incluida la represión, saqueos y asesinatos de los ingleses.

  2. Excelente, estás de regreso! ya tenías mucho sin escribir.
    Es interesante lo que comentas, al menos sigue existiendo un poco de “democracia”.

  3. Jajajaj, bueno no sé si estoy o no estoy de vuelta, la verdad es que no he estado muy inspirado últimamente y cuando lo estoy no tengo tiempo, habré perdido la costumbre supongo…

  4. Al fin y al cabo, independientemente de lo que la gente quiera, el poder es el que mueve los hilos. Es algo que lamentablemente existe y es difícil de combatir, pero no imposible. Ojalá todo esto resulte en lo que más le convenga a la gente y no a unos pocos.

Comments are closed.