La España de mis sueños

El otro día soñé, tal vez porque se acercaba tu día especial mi querida España, que estaba en una parada de autobús y a mi lado te encontrabas tú, ambos juntos y esperando tranquilamente a que llegara el nuestro.

Tu vestías de negro, de ese negro castizo que tanto te caracteriza. Y en mi sueño, aunque tu rostro era difuso pude apreciar una mantilla. Yo vestía con una camiseta de manga corta amarilla, mi color preferido y con el que mejor me caracterizo también.

Al llegar tu autobús nos dimos la mano, como de despedida, una despedida tierna y agradable, pues sabíamos que no estaríamos tan lejos. Al final de la calle tu autobús giró a la derecha y te perdí de vista.

Como en los sueños suele suceder, inmediatamente llegó el mío y subí al mismo, mientras buscaba un asiento el conductor empezó a arrancar y al llegar al final de la calle mi autobús giró a la izquierda.

Allí pude ver dos carteles, uno señalando a la izquierda en que pude leer “Democracia“, el otro indicaba dirección derecha y se leía “Necesitan más tiempo“.

Me senté junto a un asiento vacío, una señora me pregunta si el asiento está libre y le respondo que no es así, que estoy esperando a alguien. En ese asiento había una bandera como indicando tu nombre, era una bandera roja, amarilla y violeta.

Ojalá llegue el día en que esa España despierte, mientras tanto, os seguiremos reservando un asiento en éste camino que desde Cataluña estamos decididos a emprender.

Atentamente,

Un corazón libre, una mente despierta.

El amor de España

Tras el éxito de la Via Catalana, un éxito de convocatoria, civismo y ressò de una proclama justa, honesta y democrática, España ha puesto el turbo y se afana en mostrarnos su gran amor e interés en Cataluña.

En éstas semanas hemos podido leer cual tsunami artículos en medios afines a PP, afines a PSOE e incluso afines a unos chavales majos que dibujan un pájaro en sus banderas en los que se nos advertía de las consecuencias funestas de la independencia y de cómo ellos mismos muy amablemente se encargarían de hacer realidad ya que nos tienen mucho cariño.

Además, no han dudado en escribir y vociferar todas las cosas que echarán en falta si nos marchamos, motivo real de que les sobresalte tal posibilidad. Les preocupa que nos llevemos una parte importante del PIB, de la industria, del turismo y hasta les preocupa mucho las relaciones comerciales entre ambos.

Curiosamente, en su pirámide de joyas de Cataluña que preferirían no perder, los pobres se han olvidado de mencionar otras cosas que tenemos y también perderían, tal vez porque las valoran menos, pero lo cierto es que yo no he visto a España decir que si Cataluña se va será una pena porque ya no podrán seguir diciendo que el catalán es una lengua española, ni tampoco he visto decir que si Cataluña se va será una pena porque perderán los castellers o que si Cataluña se va echarán en falta su pa amb tomàquet.

No parece que nada de eso les importe, ni nuestra lengua, ni nuestra cultura, ni nuestras costumbres, ni nuestras inquietudes, lo único que aseguran echarán de menos de nosotros es nuestro dinero y nuestra industria, pero luego se reafirman en que los peseteros insolidarios somos los catalanes.

Hay quien pudiera pensar que se le ve mucho el plumero a esa España que nos acusa de muchas cosas de las que pecan ellos.

PD: Si alguien me dice quién es el autor de la foto, estaré encantado de ponerle un enlace.

La secta independentista

Es el argumento más facilón y simplista que me encuentro, pero también el más extendido entre quienes ven, tanto desde fuera como desde dentro, cómo las distintas agrupaciones ciudadanas y políticas catalanas se movilizan en defensa de una idea legítima, pacífica y razonable para intentar desacreditarla.

Lo hacen de forma anónima claro, en foros, blogs o redes sociales en donde lanzar una piedra y esconder la mano resulta muy sencillo, poco valor tienen a opinar como lo hago yo, con mi nombre y apellidos en la cabecera, sin esconderme tras un visillo pues lo que digo lo digo con claridad y fortaleza, la fortaleza que mis muchos años de estudio, experiencia y reflexión me han entregado, y no necesito esconderme por miedo a que me pidan razones, pruebas o justificación alguna, las tengo.

Pero el que no las tiene se esconde y acusa sin pruebas a quienes apoyamos la independencia de ser idiotas, de que nos han lavado el cerebro, de que formamos parte de una secta nacionalista y de aquí al fascismo hitleriano ya sólo hay un paso.

Pues no señores, algunos pensamos y pensamos mucho, y no nos dejamos llevar por corriente alguna. ¿Se han planteado que tal vez sean ustedes los que tienen un lavado de cerebro? ¿Porqué defender de forma irracional España? ¿Qué tiene España tan especial? ¿Porqué España y no Portugal? ¿Porque naciste aquí y no allá? ¿Porque te dijeron que tenías que estar orgulloso por haber decidido nacer en este trozo y no en aquél? Ah, ¿Que uno no decide eso?

El nacionalismo es algo que tenemos todos, porque todos al final queremos a nuestra tierra, y tenemos derecho a quererla, a sentirnos orgullosos y a izar nuestra bandera sea ésta catalana, española, andaluza o cualquier otra, y si consideramos que ese trozo de tierra arbitrariamente delimitado por un conjunto social que en su cohesión cultural e histórica establece unas líneas artificiales imaginarias necesita mayor autonomía respecto a otro conjunto social con su ficticia delimitación territorial, pues se hace. Continue reading La secta independentista

Adiós a PC Actual

Hace unos días me enteré de que cerraba PC Actual, una revista histórica que todos aquellos españoles aficionados a la informática conocemos bien.

Se podría decir que me genera tristeza, pero en realidad me alegro. Me alegro porque esa revista que en otros tiempos si incluía reportajes muy buenos ahora no era más que un conjunto de panfletos publicitarios de pago.

El modelo del publireportaje, o hacer ver que estás informando de algo cual periodista cuando en realidad lo estás promocionando previo pago de la empresa de turno, es indignante y deshonesto.

Indignante porque tras comprarte la revista te das cuenta de que has pagado por un grupo de páginas llenas de publicidad en más del 90%. Deshonesto porque todas esas personas menos aficionadas a la informática que lean la revista creerán gran parte de sus falacias sacacuartos.

No era casual ver cómo los modelos de productos cuya empresa más había invertido en publicidad en la revista resultaban ser amañadamente mejores, o cómo justo cuando una empresa hacia una campaña de lanzamiento ellos lo complementaban con artículos de supuestos análisis extraordinariamente positivos y aduladores.

Al final, la revista usaba su fama generada por años para estafar a sus clientes más importantes, que son quienes compran la revista. Y aunque ganasen más temporalmente de lo que les pagaban las empresas sembraron un futuro muy negro al estafar a quienes les hacían ganar dinero (sin compradores de la revista, ni ingresas por ventas ni por publicidad).

Quienes son menos aficionados a la informática tal vez picaron el anzuelo durante un tiempo, pero cuanto más extendíamos quienes si sabemos la verdad sobre PC Actual menor era su credibilidad y más oscuro su futuro.

Por suerte, a día de hoy existen ciertos blogs que sí tienen ese prestigio y según tengo entendido ganan dinero de la forma en que han de hacerlo, generando contenido de calidad y siendo honestos.

Usando Internet para ampliar tu Currículum

Ahora que está cada vez más de moda que los encargados de revisar currículums en las empresas se den una pasada por Google y escriban tu nombre para ver qué información adicional encuentran de ti en Internet, sobretodo si eres un candidato final y el puesto exige revisar tus referencias, puede que te preocupe qué encontrarán sobre tu persona dichas empresas.

Aunque en principio pueda parecer que no tenemos nada que hacer ante eso, lo cierto es que sí tenemos algo que hacer: adelantarnos y usar nuestra debilidad como un arma de ataque para conseguir el puesto. ¿qué pasaría si los resultados de primera página en Google mostraran enlaces a páginas que hablan muy bien sobre ti? Y… ¿Cómo puedes conseguir eso?

Lo primero, es crear páginas que hablen bien de ti, lo segundo será indexarlas en Google usando los consejos que te doy en el Manual SEO que escribí hace tiempo (y que sigue siendo tremendamente efectivo).

Creando páginas de auto-promoción

Sí, ya sé que puede considerarse poco ético vender la moto, pero es mucho menos que buscar en Google el nombre y apellidos de una persona para ver qué detalles de su vida encuentras. Por lo tanto, estamos autorizados a ello.

Primero que todo, puesto y que Google va a mostrar 10 resultados en primera página, necesitamos un mínimo de 10 dominios distintos (pueden ser menos ya que en ocasiones se repite) para mostrar buenas impresiones miren lo que miren (si queremos ir más lejos, podemos intentar saturar a Google con hasta 3 páginas de contenido). Por poner algunos ejemplos de páginas que permiten colocar perfiles online: Facebook, LinkedIn, Xing, Google+, wordpress, Picasa o Flickr.

Además de usar las redes sociales más conocidas, dependiendo de tu sector, es bueno que te crees algún perfil en foros/blogs/webs de tu sector con tu nombre real para intentar indexar ese perfil y por supuesto, trata muy bien a ese perfil, es tu perfil profesional y cada detalle debe estar cuidado (recuerda, no necesitas que sea tu cuenta real, sino de pega para quedar bien en Google).

Una vez que tengamos los perfiles, intenta siempre que las opciones del sitio te lo permitan, enlazarlos entre ellos utilizando tu nombre como anchor text, de forma que crees un anillo de enlaces a la vez que montas un Google Bombing para que el seleccionador de turno no tenga dudas de que esos perfiles te corresponden… y queremos que no tenga dudas 😉

Mi recomendación es que intentes ocultar tus perfiles personales sobretodo en páginas como Facebook al tiempo que potencias la visibilidad de los perfiles promocionales, para tapar de esta manera tu vida privada de los seleccionadores (al ver tu perfil de Facebook público no seguirán buscando el real y no podrán ver nada que no desees).

Ejemplo. Creando un perfil promocional en Facebook

La idea es bastante sencilla: crearemos un nuevo perfil en Facebook completamente vacío en el que añadiremos una buena foto de perfil y de portada, algunos “libros que he leído” o páginas en “Me gusta” que puedan ser interesantes de cara a tu perfil profesional, esconderemos los Amigos que tenemos ya que el perfil, al ser un perfil promocional, no tendrá ningún contacto (estaría feo invitar a nadie a un perfil que no vas a usar realmente) así como nuestra actividad (o se darían cuenta de que el perfil no está en uso).

Foto del Facebook de Ruben Canton

Una vez que el perfil externamente (acceso público) aparente ser real, activo y tenga un look bien profesional, nos aseguramos de que sea indexable por los buscadores, así como visible en el propio buscador de Facebook y que nos envíe al email cualquier solicitud de amistad. Éste último punto es importante, ya que no queremos que nuestros contactos reales inviten a un perfil inactivo y nunca les demos respuesta, si nos llega un email con la invitación podemos reinvitarles desde nuestro perfil real y explicarles que el otro es una tapadera.

Por último, basta con que enlacemos ese perfil desde otros perfiles nuestros, ayuda tener una página web con tu nombre como es mi caso (rubencanton.com) ya que puedes hacer que cierto perfil sea oficial frente a otros. Podemos incluso permitirnos esconder nuestro perfil real, ya que las invitaciones al inactivo van a llegarnos al email igualmente (sí, habrás tenido que usar otro email para crear éste perfil, sólo espero que sepas cómo redireccionar un email para tener todas tus cuentas bajo el mismo y ahorrarte iniciar 2 sesiones).

Al final te puede quedar una cosa como ésta. ¿No está mal, verdad? Bueno, espero que os haya gustado el consejo. Yo reconozco que no lo he aplicado al 100% y sólo tengo algún perfil promocional creado de los muchos que debería hacer, pero poco a poco.

¿Porqué llueve siempre en Gran Bretaña?

El tiempo. Si hay algo que los británicos asuman como horrible (a parte de su propia comida, lo cual es bastante triste porque eso sí lo pueden solucionar) es su clima. Siempre que se enteran de que soy español me comentan lo mucho que envidian nuestro sol y me preguntan si el motivo por el cual me vine a UK fue el clima que tienen (tiene gracia las primeras 300 veces).

Pero curiosamente y a pesar de la leyenda urbana que asegura que en Inglaterra siempre llueve, lo cierto es que llueve mucho menos de lo que se espera, excepto si vienes de vacaciones, entonces llueve intensamente para fastidiar (sí, la lluvia se espera a que vengas tú para diluviar, de hecho lleva esperándote toda la vida).

Lo que sí sucede es que el clima es muy inestable, de forma que un día normal en UK (o por lo menos en el sur de Inglaterra) suele tener sol y lluvia. Tal vez amanece soleado para llover después o viceversa, tal vez llueva, salga el sol y llueva como que salga el sol, llueva y salga el sol otra vez. Además, muchas veces cae llovizna, que es una lluvia muy ligera que casi ni molesta y ante la cual los british generalmente ni usan paraguas. Aquí el paraguas sólo se usa cuando llueve de verdad, no por 4 gotas. Londres es algo distinto ya que hay mucha gente con reuniones de negocios a las que prefieren llegar impecables y toda precaución es poca aunque sea solo llovizna.

En consecuencia, la cantidad de días en que ves llover o lloviznar es aproximadamente la mitad de los días del año, pero es que en esos mismos días muchas veces también llegas a ver el sol, hay días completamente encapotados y hasta semanas, pero lo normal es que el sol asome en algún momento. Éste gráfico lo ejemplifica bastante:

Dias de lluvia en InglaterraMedia de días en que ha llovido o lloviznado en algún momento. Sureste de Inglaterra.

El gráfico muestra cómo en verano la mitad de los días en mi pueblo son totalmente soleados y en invierno… más bien poquitos, pero como he dicho, en los días en que ha llovido también sale el sol muchas veces (excepto si tú vienes de vacaciones, entonces los planetas del sistema solar se alinean en tu contra y llueve sin cesar).