Me uno a la red de blogs socialistas

Red Blogs socialistas
Tras mucho tiempo queriendo hacer algo más que ver el toro desde la barrera y aunque mi blog sea mi peculiar estilo de torear la actualidad política, finalmente me he decidido a unirme a un grupo de bloggers de ideología compartida desde el que exponer mis ideas u opiniones y acceder a las de los demás.

La red de blogs socialistas, creada por Enrique Castro, pretende ser un hub de contenido socialista para quienes estén interesados en conocer múltiples opiniones monoprismáticas. ¡Y si ya es divertido ver las diferencias entre socialistas, ni qué decir del resto del abanico ideológico! No es el objetivo dejar de mirar lo que opinan otros, sino simplemente tener un punto de encuentro.

Continue reading Me uno a la red de blogs socialistas

La televisión, el abuelo intruso

Lavado cerebral
Desde que entró en escena el electrodoméstico favorito de muchas familias dejar a los niños frente al televisor ha sido como tener una niñera en casa, como el abuelo que les cuida mientras los padres realizan otras tareas.

Pero el problema de la televisión es que se convierte en un lavadero mental, sobretodo si las mentes son jóvenes. Los programas infantiles no están exentos del contenido político e intentan educar en uno u otro sentido, y lo peor es cuando los programas no son ni infantiles. Dejar a los niños viendo la Nueva Inquisición de los autoproclamados periodistas, perversores de una profesión que poco tiene que ver con la cotilleofilia. Permitir que los nuevos interevangelistas les muestren el camino al odio, o que el insulto y la falta de respeto se convierta en el pan de cada día…

Continue reading La televisión, el abuelo intruso

¡Catalanes de mierda!

Muchas son las sociedades que ahora se vanaglorian de ser cosmopolitas, pero, ¿lo son en realidad? Esta nueva actitud apatriota proviene, en realidad, de las teorías darwinianas que defienden la evolución como método de supervivencia, y la mezcla de genes como fórmula para propiciar el intercambio de información (de ahí nuestro sistema de reproducción sexual).

Ahora la corriente social empuja a respetar la diversidad religiosa, cultural, lingüística, racial, etc. y con boca grande todos dicen ser enormemente abiertos, tolerantes y respetuosos al tiempo que te explican que para ser un buen patriota has de… espera, ¿ser un buen patriota?

Ser un buen catalán o ser un buen español, eso es lo de menos; vanagloriarse de ser cosmopolitas y esforzarse en proteger una cultura, lengua o religión por encima de las otras parece yuxtapuesto, de hecho, lo es. Sucede en cualquier parte, tanto en la España que esconde tradiciones apatrias, como en la moderna Barcelona en donde se consideran ciertas costumbres mas buenas que otras.

Vivimos en una fantasía de cristal, las personas se disfrazan para salir a la calle e interpretan su papel, todos muy tolerantes, muy respetuosos, pero entonces llega quien incapaz de entender la obra se sale del guión y termina diciendo eso de ¡Catalanes de mierda! Se abre la veda… se esfuma la magia, se rompe el guión y ya podemos quitarnos las máscaras para mostrar la realidad, en algunos casos amarga, en otros, mucho más agradable.

A veces me pregunto, ¿Es Catalunya la que no quiere estar en España o es España la que no quiere a Catalunya? Puede que ninguna de ambas, puede que ambas a la vez, o puede que las voces de quienes se salen del guión suenen mas fuerte que los silencios de quienes se encuentran conformes.

La magia de la vida

Imagínate que un día te lees un libro y unos años después terminas dentro de él, imagínate ir a parar al país de las Maravillas o viajar al reino de Oz, pues algo así sentí yo cuando visité la casa de Ana Frank.

Era el último curso de los últimos que haríamos octavo de EGB, la reforma educativa nos convertía en los últimos que entraríamos a la ESO directamente en tercero -curiosamente, años más tarde también seríamos la primera generación que se escaparía de la mili ¡que suerte nacer en el 83!– y quedaban pocos días para que empezase el verano.

Nuestra profesora de castellano echó un vistazo a la pequeña estantería tras su mesa, nuestra biblioteca particular, y cogió el libro más gordo de todos, de letra diminuta y que se había ganado el apodo de “la enciclopedia“. Para chavales de esa edad que huíamos de la lectura obligada, ese libro era una amenaza, una broma pesada que algún profe gracioso nos había puesto ahí, como si alguien fuese a leérselo…

Ana FrankNos propuso leer algo en el verano, y tras coger el libro más gordo de todos, con su cubierta negra como el tizón y el rostro de una chica en blanco y negro, la clase se echó a reír. –¿Leernos eso? ¡Ni locos!– Pero entonces nos explicó la historia de esa niña, de cómo ella y su familia judía tuvieron que esconderse durante la Segunda Guerra Mundial, de cómo escuchaba los bombardeos por las noches y de cómo lo escribió en un Diario…

La historia me chocó, me llegó. Esperé unos días, busqué el momento oportuno, y cuando no había nadie en clase lo cogí a escondidas y me lo llevé a casa -¡No podía permitir que los demás me llamasen empollón!-. Me pasé el verano entero leyéndolo, ¡Que largo era! Nunca se terminaba… empecé a estar harto incluso de Ana y sus amoríos con Peter, mi paciencia rozaba su límite pero finalmente lo terminé, aunque quizás hubiese preferido no terminarlo.

Nunca jamás imaginé poder estar cerca de aquello, pensaba que la casa habría sido derribada -habían pasado tantos años ya… y todos esos bombardeos…-, pero en Bachillerato participé en un intercambio de estudiantes, fuimos a Holanda, y allí a Amsterdam, y allí… allí estaba la casa de Ana Frank, la casa de aquella chica.

Subí las escaleras incrédulo, ¿eran esas las escaleras de las que tantas veces hablaba?, llegué a una habitación, resultaba confuso, había fotos y recuadros y algunas cosas, lo que Ana explicaba en el libro que era la oficina de abajo ahora era una sala de proyección y un libro de firmas. No llegué a ver la terraza en que Ana pasó tantas noches, la verdad es que con tanta gente se hacía difícil mirar nada, pero el simple hecho de estar allí para mi era suficiente.

Una de las cosas que siempre me han fastidiado más es la fecha en que Ana fue enviada a Auschwitz, un 2 de septiembre, mi cumpleaños. Pero lo que realmente me fastidió siempre fue saber que estuvo tan cerca de conseguirlo, le faltó tan poco para ser liberada…

Llevaron a los miembros de la casa a un campo en Westerbork. Siendo aparentemente un campo de tránsito por el que hasta ese momento habían pasado más de 100.000 judíos, el 2 de septiembre el grupo fue deportado en el que sería su último traslado desde Westerbork hasta el campo de concentración de Auschwitz. Tras tres días de viaje llegaron a su destino, y los hombres y mujeres fueron separados según su sexo, para no volverse a ver más. De los 1.019 pasajeros, 549 – incluyendo niños menores de 15 años – fueron seleccionados y enviados directamente a las cámaras de gas, en las que fueron asesinados. Anne había cumplido 15 años tres meses antes y se libró, y aunque todos los de la achterhuis sobrevivieron a la selección, Anne creyó que su padre había sido asesinado.

Junto con las otras mujeres no seleccionadas para la muerte inmediata, Anne fue obligada a permanecer desnuda para desinfectarla, le raparon la cabeza y le tatuaron un número de identificación en el brazo. Durante el día usaban a las mujeres para realizar trabajos forzados y, por la noche, las hacinaban en barracones frigoríficos. Las enfermedades se propagaban velozmente y en poco tiempo Anne terminó con la piel cubierta de costras.

El 28 de octubre comenzó la selección para reubicar a las mujeres en Bergen-Belsen. Más de 8.000 mujeres, Anne Frank, Margot Frank y Auguste van Pels incluidas, fueron transportadas, pero Edith Frank se quedó atrás. Se levantaron tiendas para acoger la afluencia de prisioneros, entre ellos Anne y Margot, y a medida que la población aumentaba el índice de mortandad debido a enfermedades aumentó rápidamente. Anne pudo juntarse por un breve periodo con dos amigas, Hanneli Pick Goslar (llamada “Lies” en el diario) y Nanette Blitz, quienes sobrevivieron a la guerra. Contaron cómo Anne, desnuda salvo por un trozo de manta, les explicó que, infestada de piojos, se había despojado de sus ropas. La describieron como calva, demacrada y temblorosa, pero a pesar de su enfermedad les dijo que estaba más preocupada por Margot, cuyo estado parecía más grave. Goslar y Blitz no llegaron a ver a Margot, que permaneció en su litera, demasiado débil. Asimismo, Anne les dijo que estaban solas, y que sus padres habían muerto.
Lápida de Anne y Margot Frank en Bergen-Belsen

En marzo de 1945, una epidemia de fiebre tifoidea se propagó por todo el campo; se estima que terminó con la vida de 17.000 prisioneros. Los testigos contaron más tarde que Margot, debilitada como estaba, se cayó de su litera y murió como consecuencia del golpe, y que pocos días después Anne también murió. Pocas semanas antes de que el campo fuese liberado por tropas británicas el 15 de abril de 1945.

Hay cosas que no se olvidan, y cosas que no se deben olvidar. Si Ana hubiese sobrevivido, ¿Se habría hecho famoso su Diario? Hay cosas que uno vive y no se esperaba, aveces, incluso un agnóstico como yo se pregunta: ¿existe el destino?

2 años de Blog… y números

Bueno, aunque con algo de retraso, el 13 de Abril del 2007 inicié mi cuarta andadura blogosférica (creo que era la cuarta, yo que sé) y finalmente esta vez sí, no abandoné el proyecto y tiré adelante. Como no quiero aburrir con egocentrismos, simplemente colocar algunos números:

  • 256 artículos publicados.
  • 1.056 comentarios aprobados (que no son SPAM).
  • Récord de visitas en un sólo día: 10.520 visitas.
  • Récord de páginas vistas en un solo día: 13.725.
  • Media de visitas actual: 260 visitas diarias.

Y ara mismo no se me ocurre nada más que sea interesante… ah si, total recaudado por AdSense desde que lo puse en Febrero: 9,44 euros. Mu triste la verdad.

En todo caso, me auto felicito a mi mismo por estos 2 años de Blog y espero que sean muchos más… :)

La reina Sofia no quiere matrimonios homosexuales

Leo en el blog de Jesus Encinar las siguientes palabras que, en principio, habría pronunciado en privado y aunque no literalmente, la reina Sofía:

Reina SofiaPuedo comprender, aceptar y respetar que haya personas con otra tendencia sexual, pero ¿que se sientan orgullosos por ser gays? ¿Qué se suban a una carroza y salgan en manifestaciones? Si todos los que no somos gays saliéramos en manifestación… colapsaríamos el tráfico. Si esas personas quieren vivir juntas, vestirse de novios y casarse, pueden estar en su derecho, o no, según las leyes de su país: pero que a eso no lo llamen matrimonio, porque no lo es. Hay muchos nombres posibles: contrato social, contrato de unión.

Debo decir sobre esas palabras que yo, puedo comprender, aceptar y respetar que haya personas con otra ideología política, pero ¿que pretendan vivir a costa de todos los españoles? ¿Que se aprovechen de los resultados de un golpe de estado de hace 70 años? Si todos los que no somos monárquicos nos comportáramos de esa forma para conseguir gobernar… colapsaríamos el sistema democrático, de hecho, directamente no existiría. Si esas personas quieren pensar de forma diferente, tener una ideología o creencias distintas y expresarlas, pueden estar en su derecho, o no, según las leyes de su país: pero que a eso no lo llamen democracia, porque no lo es. Hay muchos nombres posibles: injusticia social, pseudodemocracia, chupópteros del estado, estado del quebienestaranalgunos, …

Beso