Las liebres sí ganan a las tortugas

A todos nos han explicado el cuento de la tortuga y la liebre en el que una tortuga constante ganaba a una liebre brillante pero perezosa. Lo que no nos han contado es qué sucede si la liebre resulta ser hiperactiva.

Brawn GP

Cuando hablamos de sectores en donde prima la tecnología como Internet, los éxitos pasados no te aseguran éxitos futuros, los modelos cambian y las metodologías evolucionan. En ambientes como éste, un recién llegado puede aprovechar un cambio en la tecnología para ponerse al frente.

Éstos cambios constantes tienen un doble rasero, por un lado, las empresas más jóvenes tienen más posibilidades de hacerse un hueco en el mercado, por el otro, esas mismas empresas cuando se consolidan no pueden relajarse y lo que en el pasado fue tu bendición se convierte ahora en tu amenaza.

Y es por este motivo que las empresas más jóvenes, con menos estructura y por tanto más ágiles y con capacidad de innovación, tienen muchas opciones de adelantarse y colocarse en una situación ventajosa frente a las empresas con más recorrido, llenas de directivos, mandos intermedios y una burocracia demasiado pesada.

Hemos visto casos de empresas muy pequeñas que se comían a las grandes en la red pero, ¿son las empresas pequeñas las que se comen a las grandes o las ágiles las que se comen a las burocráticas? De ser así, ¿puede una gran empresa con largo recorrido ser ágil y adelantarse al cambio? Supongo que es cuestión de mantenerse en forma, pero una cosa es segura, las pequeñas empresas pueden correr riesgos que las grandes no se pueden permitir, eso, también les da ventaja.

5 thoughts on “Las liebres sí ganan a las tortugas”

  1. Creo que el problema principal de las grandes empresas, radica en el miedo.
    Son conscientes que deben evolucionar, para poder posicionarse en buen lugar a la hora de competir, pero el miedo al riesgo limita en demasia los posibles movimientos estratégicos. El peso de las decisiones recae en demasiados directivos, que intentan obtener un nivel de seguridad que muchas veces se convierte en la adaptación de los movimientos acertados de la competencia….
    tengo sueño 😉

Comments are closed.