Preludio de una guerra que nos fué declarada

En el año 1928, el año en que se inició la Gran Depresión en EEUU, un 1% de la población estadounidense recibía el 24% de toda la renta nacional. En 2007, año en el que se inicio la crisis en EEUU, el 1% de la población recibía también un 24% de toda la renta nacional. Este porcentaje descendió marcadamente con las reformas del New Deal, que fueron continuadas con las reformas realizadas después de la II Guerra Mundial, y con las reformas de la Great Society, alcanzando un 9% en los años setenta. A partir de entonces se inició la respuesta del capital (que había estado a la defensiva durante todo aquel periodo) a través de las políticas neoliberales del Presidente Reagan. Tales políticas (que fueron seguidas por Bush senior, Clinton y Bush hijo) revertieron aquella concentración alcanzando, de nuevo, un 24% en 2007. ¿Por qué esta concentración es un problema?
De lo que no se habla sobre la crisis.

Simple, conciso, preciso, un sistema en el que cada vez unos pocos tienen más y la inmensa mayoría ven como su salario les llega para menos cosas. Antes era un sueldo, ahora ya son dos, pronto se suma el del hijo no independizado y al final ni juntando a los nietos podrá uno comer.

Los medios de reeducación se financian con las sobras de los tiranos conduciéndonos como corderillos inocentes al matadero de sus intereses más perversos, ¡Despertad! Gritan algunos ¡Abrid los ojos! Siguen. Pero los corderos temerosos y dóciles no escuchan, que sí oyen, pero continúan caminando hasta que a las puertas de la verdad observan como al de delante lo degollan, mientras con lágrimas en los ojos observa tembloroso a su verdugo que sostiene el contrato de su hipoteca, pobre carnero…

Los cómplices del sistema callan, desinforman, mienten, perversos ellos, crédulos de que protegiendo a sus verdugos a ellos no los llevarán al matadero, insensibles del dolor ajeno, se intentan engañar a si mismos repitiéndose las falsedades que ellos mismos predican, cierran los ojos o miran para otro lado esperando que no les toque también a ellos.

Los gobernantes jamás fueron escogidos por nosotros, qué inocentes, nos manejan con sus medios de canalización de la voluntad social, nos muestran las opciones que a ellos interesa y nos ocultan o demonizan las que a nosotros pudiera interesar.

Europa se construye a base de talonario y de intereses comerciales, ya ni los derechos básicos de nuestras constituciones están garantizados, ni sabemos quiénes o qué deciden en Europa, la Gran Europa, esa vieja maquinaria corrompida hasta lo más profundo de sus ancestrales monumentos, ira, guerra y odio, eso fue siempre Europa.

Olvidados nuestros objetivos, reeducados nuestros intereses, hemos perdido el rumbo de la equidad social, del reparto equilibrado de la riqueza, del valor de la razón y lo importante de recordar que al final del camino, ellos son sólo el 1% de la sociedad, el poder siempre ha estado en nuestras manos, sólo tenemos que recordar cómo y para qué o porqué debemos utilizarlo.

Leía hoy: Para mover un sistema corrupto, sólo hace falta una palanca y un buen punto de apoyo. A partir del próximo miércoles, algunos “hackers” deberán decidir dónde quieren estar. Es hora de recordar que en el pasado fueron huelgas como la de mañana las que nos otorgaron los derechos que nos pretenden robar, que la revolución francesa representa el espíritu del pueblo europeo, que las revoluciones no fueron cosas de radicales sino de nuestros ancestros cuyo sacrificio nos ha permitido vivir un esplendor, que la sangre derramada por nuestros abuelos habrá sido en vano si ahora permitimos que su sacrificio sea en balde.

Es hora de darnos cuenta de que no se puede seguir colaborando con el sistema, de que el barranco es profundo y en él cabemos todos, hora de que movamos de sutil forma los hilos a nuestro alcance para que la rueda vuelva a moverse. Considerad éste post mi pequeño granito de arena.

Enlaces:
El 71% de las empresas del Ibex 35 opera en paraísos fiscales
La causa de la crisis
Nosotros, los imbéciles.

PD: El vídeo no tiene nada que ver con el post pero esos tambores me encantan ya que parecen anunciar el principio de una gran batalla. Qué mejor vídeo para motivarse el día antes de una Huelga General…