Adiós a PC Actual

Hace unos días me enteré de que cerraba PC Actual, una revista histórica que todos aquellos españoles aficionados a la informática conocemos bien.

Se podría decir que me genera tristeza, pero en realidad me alegro. Me alegro porque esa revista que en otros tiempos si incluía reportajes muy buenos ahora no era más que un conjunto de panfletos publicitarios de pago.

El modelo del publireportaje, o hacer ver que estás informando de algo cual periodista cuando en realidad lo estás promocionando previo pago de la empresa de turno, es indignante y deshonesto.

Indignante porque tras comprarte la revista te das cuenta de que has pagado por un grupo de páginas llenas de publicidad en más del 90%. Deshonesto porque todas esas personas menos aficionadas a la informática que lean la revista creerán gran parte de sus falacias sacacuartos.

No era casual ver cómo los modelos de productos cuya empresa más había invertido en publicidad en la revista resultaban ser amañadamente mejores, o cómo justo cuando una empresa hacia una campaña de lanzamiento ellos lo complementaban con artículos de supuestos análisis extraordinariamente positivos y aduladores.

Al final, la revista usaba su fama generada por años para estafar a sus clientes más importantes, que son quienes compran la revista. Y aunque ganasen más temporalmente de lo que les pagaban las empresas sembraron un futuro muy negro al estafar a quienes les hacían ganar dinero (sin compradores de la revista, ni ingresas por ventas ni por publicidad).

Quienes son menos aficionados a la informática tal vez picaron el anzuelo durante un tiempo, pero cuanto más extendíamos quienes si sabemos la verdad sobre PC Actual menor era su credibilidad y más oscuro su futuro.

Por suerte, a día de hoy existen ciertos blogs que sí tienen ese prestigio y según tengo entendido ganan dinero de la forma en que han de hacerlo, generando contenido de calidad y siendo honestos.

El fin de la revolución pacífica

Mineros por Madrid ayerFoto de Juan Luis Sánchez
Hemos ganado. Sí, lo hemos hecho. Cuando en mayo del año pasado los ciudadanos salieron a la calle conscientes de que era necesario ganarle la partida al establishment mediático y mostraron manos alzadas frente a los porrazos lo hicieron conscientes de la manipulación que harían los poderosos de cualquier acto remotamente incívico.

Y los medios primero nos ignoraron, y luego nos demonizaron, tras eso se hicieron los enrollados y mientras intentaban dividirnos se encargaban de desmoralizar matando al movimiento cada 2 semanas. Pero el 15M sigue vivo, los ciudadanos no se rinden, y la bola de nieve ya ha crecido tanto que la presa de contención mediática, pese a su fortaleza, no ha podido contener la crecida de indignación popular.

Continue reading El fin de la revolución pacífica

Preludio de una guerra que nos fué declarada

En el año 1928, el año en que se inició la Gran Depresión en EEUU, un 1% de la población estadounidense recibía el 24% de toda la renta nacional. En 2007, año en el que se inicio la crisis en EEUU, el 1% de la población recibía también un 24% de toda la renta nacional. Este porcentaje descendió marcadamente con las reformas del New Deal, que fueron continuadas con las reformas realizadas después de la II Guerra Mundial, y con las reformas de la Great Society, alcanzando un 9% en los años setenta. A partir de entonces se inició la respuesta del capital (que había estado a la defensiva durante todo aquel periodo) a través de las políticas neoliberales del Presidente Reagan. Tales políticas (que fueron seguidas por Bush senior, Clinton y Bush hijo) revertieron aquella concentración alcanzando, de nuevo, un 24% en 2007. ¿Por qué esta concentración es un problema?
De lo que no se habla sobre la crisis.

Simple, conciso, preciso, un sistema en el que cada vez unos pocos tienen más y la inmensa mayoría ven como su salario les llega para menos cosas. Antes era un sueldo, ahora ya son dos, pronto se suma el del hijo no independizado y al final ni juntando a los nietos podrá uno comer.

Los medios de reeducación se financian con las sobras de los tiranos conduciéndonos como corderillos inocentes al matadero de sus intereses más perversos, ¡Despertad! Gritan algunos ¡Abrid los ojos! Siguen. Pero los corderos temerosos y dóciles no escuchan, que sí oyen, pero continúan caminando hasta que a las puertas de la verdad observan como al de delante lo degollan, mientras con lágrimas en los ojos observa tembloroso a su verdugo que sostiene el contrato de su hipoteca, pobre carnero…

Los cómplices del sistema callan, desinforman, mienten, perversos ellos, crédulos de que protegiendo a sus verdugos a ellos no los llevarán al matadero, insensibles del dolor ajeno, se intentan engañar a si mismos repitiéndose las falsedades que ellos mismos predican, cierran los ojos o miran para otro lado esperando que no les toque también a ellos.

Los gobernantes jamás fueron escogidos por nosotros, qué inocentes, nos manejan con sus medios de canalización de la voluntad social, nos muestran las opciones que a ellos interesa y nos ocultan o demonizan las que a nosotros pudiera interesar.

Europa se construye a base de talonario y de intereses comerciales, ya ni los derechos básicos de nuestras constituciones están garantizados, ni sabemos quiénes o qué deciden en Europa, la Gran Europa, esa vieja maquinaria corrompida hasta lo más profundo de sus ancestrales monumentos, ira, guerra y odio, eso fue siempre Europa.

Olvidados nuestros objetivos, reeducados nuestros intereses, hemos perdido el rumbo de la equidad social, del reparto equilibrado de la riqueza, del valor de la razón y lo importante de recordar que al final del camino, ellos son sólo el 1% de la sociedad, el poder siempre ha estado en nuestras manos, sólo tenemos que recordar cómo y para qué o porqué debemos utilizarlo.

Leía hoy: Para mover un sistema corrupto, sólo hace falta una palanca y un buen punto de apoyo. A partir del próximo miércoles, algunos “hackers” deberán decidir dónde quieren estar. Es hora de recordar que en el pasado fueron huelgas como la de mañana las que nos otorgaron los derechos que nos pretenden robar, que la revolución francesa representa el espíritu del pueblo europeo, que las revoluciones no fueron cosas de radicales sino de nuestros ancestros cuyo sacrificio nos ha permitido vivir un esplendor, que la sangre derramada por nuestros abuelos habrá sido en vano si ahora permitimos que su sacrificio sea en balde.

Es hora de darnos cuenta de que no se puede seguir colaborando con el sistema, de que el barranco es profundo y en él cabemos todos, hora de que movamos de sutil forma los hilos a nuestro alcance para que la rueda vuelva a moverse. Considerad éste post mi pequeño granito de arena.

Enlaces:
El 71% de las empresas del Ibex 35 opera en paraísos fiscales
La causa de la crisis
Nosotros, los imbéciles.

PD: El vídeo no tiene nada que ver con el post pero esos tambores me encantan ya que parecen anunciar el principio de una gran batalla. Qué mejor vídeo para motivarse el día antes de una Huelga General…

Miguel Sebastián, el ministro de Telefónica

Miguel SebastiánPor si no teníamos bastante con tener a la principal representante del lobby de la ceja ideando leyes a medida que permitan a las sanguijuelas inculturales seguir enchufadas al porqueyolovalgo, ahora se apunta al carro de las leyes absurdas y chupópteras el ministro de Telefónica, también conocido como ministro de Industria.

Resulta que el chiste que contó el presidente de Telefónica hace dos semanas sobre cómo Google (empresa que gana dinero porque ha hecho bien las cosas) gana dinero mientras Timofónica se ve incapaz de ofrecer un servicio de calidad y que por ello Google debería ser mas caritativa y darles algo de limosna en vez de provocarle flato tras la risa histérica al impresentable del ministro felador le ha inducido una revelación iluminadora salvapatrias y ha decidido que la empresa americana que hace bien su trabajo debe mantener a Telefónica.

Porque el hecho de que la conexión a Internet en España sea una de las más caras de Europa en un claro pacto oligopolístico entre las compañías de telecomunicaciones al ministro no le preocupa lo más mínimo, porque el hecho de que además esa conexión a Internet sea de las más lentas tampoco parece preocuparle, pero lo que es peor, no parece que Telefónica sepa hacer muy bien las cosas cuando ofreciendo menos y cobrando más no es capaz de llegar a fin de mes y debe pedirle algo de limosna a San Google, que dice la gente que es muy bueno y generoso así que lo mismo es que también es tonto.

No tengo ni idea de a dónde llegará esto y si realmente van en serio con la idea de saquear con un nuevo impuesto a los buscadores, cuyas 3 principales empresas son casualmente estadounidenses (y quizás por eso piensa el ministro que podrán meter un arancel encubierto con el que pagar favores) pero lo que sí me ha quedado muy clarito es a quién sirve el señor Sebastián, y creedme, no es a los españoles.

¿Realmente queda por ahí algún socialista que aún no se haya dado cuenta? ¿Trabajará en un futuro este ministro como alto cargo de Telefónica? ¿Son esos tantos cargos por favores prometidos los que provocan que Telefónica no llegue a fin de mes y necesite cada vez más favores?

Fuentes: Menéame, elEconomista.

El presidente de Telefónica cree que puede camorrear a Google

César Alierta
El presidente de Telefónica, César Alierta, en un momento de inspiración visionaria camorrista de las que sólo se producen en un país lleno de carroñeros mafiosos planteó el viernes algo que le parece injusto. Según él Google, Yahoo y Microsoft “utilizan las redes de Telefónica sin pagar nada, lo cual es una suerte para ellos y una desgracia para nosotros. Pero eso no va a poder seguir, es evidente“.

Claro, porque no tienen bastante con otorgarle a España el mérito de tener una de las conexiones a Internet más caras de Europa cobrando a sus clientes precios abusivos por un servicio lamentable y tercermundista, sino que además, en vez de avergonzarse por ofrecer un servicio tan triste y ser una de las compañías más vergonzosas de Europa, el presidente de Telefónica ha observado que existen empresas grandes que además están bien valoradas por sus trabajadores, lo que rompe su concepto de la realidad explotadora del obrero y por ello llega a la siguiente conclusión:

Las redes las ponemos nosotros, el peering lo hacemos nosotros, los sistemas los hacemos nosotros, el customer care lo hacemos nosotros, el servicio post-venta lo hacemos nosotros, el servicio de instalación lo hacemos nosotros… lo hacemos todo. Quiero decir, ellos tienen algoritmos y contenidos…

Es decir, que Google, por poner un ejemplo, tiene sus servidores en la cuarta dimensión, desarrolla sus productos utilizando chimpancés, sus trabajadores no son de los mejor pagados (¿podemos decir lo mismo de Telefónica y sus teleoperadoras sudamericanas?) y sus instalaciones y trato al trabajador no son la envidia del resto de profesionales del sector por tener entre otras cosas guardería para tus hijos, restaurante con comida gratis para los trabajadores, salas de relajación, gimnasio, etc. Sólo así se explica que Google no tenga coste alguno… según César Alierta.

Os pongo aquí una foto de las oficinas de Google:
Oficinas de Google

Y la remato con otra de las oficinas de Youtube:
piscina de youtube

¿Podría algún trabajador de Telefónica que se pase por aquí, si es tan amable, confirmarme el parecido entre las oficinas de una empresa como Google o Youtube y Telefónica, esa Grande y libre de trabajadores felices? Si tanta pasta gana Telefónica, y por ello es grande y respetuosa, ¿no os parece que podrían motivar mejor a sus empleados?

Relacionado: Fotos de las oficinas de Youtube.

Fuente: El País

Llueve sobre mojado

Reunion del presidente con los sindicatos y patronal
Últimamente ya no se ni si dejar de hablar de política. No me gusta criticar por criticar y menos aun criticar siempre a los mismos como algo enfermizo. Pero gobierna quien gobierna y toma las decisiones el que gobierna y las decisiones que toman me resultan muy poco acertadas además de incoherentes con sus siglas.

Vemos cómo poco a poco se viene abajo el sistema de bienestar, vemos como poco a poco desaparecen los derechos bajo el argumento de la necesidad mientras quienes deberían protegernos se bañan en oro con nuestro trabajo al tiempo que nos piden cultura del esfuerzo y sacrificios varios.

La edad de jubilación empieza a alargarse, parece que sin remedio, los sindicatos amenazan, pero no se mueven. Los despidos que Zapatero aseguraba no iban a tocarse se tocan para ser más baratos, que se jodan los jóvenes. Ya sabemos qué pasará si esto se hace así, no hace falta debatirlo, ya sabemos lo mucho que eso ayudará al mercado capitalista…

Para colmo, los jóvenes son uno de los colectivos más perjudicados por toda esta crisis, primero, porque o bien no podían independizarse o quien lo hizo se encuentra hasta el cuello por la deuda contraída con un banco sin miramientos al que luego ha tenido que ayudar con el dinero de sus impuestos. Segundo, porque raro es el caso del joven que consigue cobrar más de mil euros; tercero, porque la mayoría ni tan siquiera podrán ser despedidos, su contrato es temporal; cuarto, porque muchos nos tenemos que marchar fuera para encontrar unas condiciones mínimamente aceptables, abandonando a nuestros seres queridos y teniendo que espabilarnos por nuestra cuenta. Podría seguir… pero mejor no lo hago.

La sanidad y la educación son cada vez más precarias, el que puede se va a lo privado, y así dividimos a la sociedad en dos grupos, el de los que pueden permitírselo y el de los que tendrán que nadar en la miseria. Al paso que vamos no habrá jubilación, ni finiquitos, ni paro, ni sanidad pública; pero tranquilos, siempre tendréis educación pública, la necesitan para adoctrinar a vuestros hijos a los que luego explotarán hasta sacarles la última gota de su sangre sin que ni tu ni ellos hagáis nada.

Si no os atrevéis a luchar por vosotros hacedlo por los que vendrán, por los que están ahí y cuyo futuro ahora está en vuestras manos. ¿Qué España queréis para vuestros hijos?